Comparte:

Historias y misterios que ocultan las calles de Cartagena

Cartagena de Indias y su Centro Histórico, patrimonio de la humanidad, están llenos de calles hermosas con nombres curiosos. Son tan reconocidas y algunas tan fáciles de recordar que no se necesita ninguna nomenclatura para ubicarse y recorrerlas.

Los nombres de estas calles, que se remontan a la época de la colonia, esconden historias tras de ellos. Siglos de tradición y diversas mezclas culturales han ido dando forma a estos espacios urbanos que, además de conectar distintos sectores del centro de la ciudad, hacen parte del imaginario y la identidad de los cartageneros. Caminando, en bicicleta o en coche antiguo, perderse entre las callejuelas de esta hermosa ciudad, siempre será una mágica aventura. Aquí te compartimos 10 de las calles más memorables y llamativas que debes conocer.

Calle de Tripita y Media

En esta calle, que se conoció inicialmente con el nombre de Calle Canabal, vivió una muchacha proveniente de una familia de pescadores que se ganaban la vida modestamente. La joven tenía la costumbre de quedarse con las tripas que le extraían a los peces para comérselas después de sazonarlas y freírlas. Luego de que la gente se enteró del hábito de la muchacha, no demoraron mucho en apodarla “La Tripita”. Después, durante un día festivo, la misma joven decidió vestirse de una manera más formal utilizando unas medias que su madrina le había obsequiado. Atrajo tanto la atención de los vecinos, que a partir de ese día, la llamaron “Tripita y Media”, y con el tiempo también a la calle donde ella vivía.

Calle del Tablón

La que en un comienzo se llamó Calle de Nuestra Señora de los Valles, y posteriormente Calle de la Imprenta, debido a que allí funcionó la primera imprenta de Cartagena, tiempo después quedó bautizada como Calle del Tablón. Este nombre tendría dos posibles orígenes: el primero se le dio porque, según algunos, en este lugar murió el primer enfermo de una epidemia que azotó a la ciudad y a la que llamaban el tablón. El segundo hace alusión a una tabla grande de madera que los vecinos ponían sobre la vía para que la gente cruzara de una acera a la otra en los días que llovía fuertemente.Calle colonial del Centro Histórico de Cartagena

Calle del Santísimo

A diferencia de las trágicas historias de otras calles, en ésta se hace alusión a un evento con un desenlace feliz. Cuentan que en este sector de Cartagena residían las familias Fernández y Villarreal. Un día el amor tocó a las puertas de éstas y por poco también la desgracia estuvo a punto de colarse. Jerónimo Villarreal se enamoró de Constanza Fernández, situación que generó malestar entre estos dos grupos, al punto que un día, decidieron desenvainar sus espadas y se armó una batalla allí mismo.

En medio de la disputa, se escuchó la campanilla del monaguillo que marchaba detrás del sacerdote, los cuales venían del templo de Santo Toribio dirigiéndose a visitar a un paciente enfermo de gravedad. Cuando los enemigos se percataron de que el santo padre se encontraría con este espectáculo, decidieron suspender la pelea y se pusieron a marchar detrás del grupo. Luego del sermón, tanto los Fernández como los Villarreal, se sintieron renovados y sin odios en sus corazones, por lo que se dieron las manos y desde ese instante la paz se apoderó de estas dos familias. A partir de aquel momento, la antiguamente llamada Calle Teatro de la Refriega, recibió el nombre de El Santísimo. 

Calle de la Soledad

Muchas de las tradiciones de Cartagena provienen de los ritos religiosos. Hasta finales de 1875 existía la costumbre que, para el viernes santo, la imagen de Nuestra Señora de la Soledad salía de la iglesia a las doce de la noche y recorría varias calles de la ciudad amurallada con destino al templo de la Santísima Trinidad, donde permanecía por una hora antes de regresar a su hogar casi al amanecer. Gracias a esta práctica la calle recibió el nombre con el que actualmente se le conoce.

Callejón de los Estribos

Inicialmente una calle amplia conocida con el nombre de Nuestra Señora de la Luz. En el año 1559, luego de que los frailes dominicos terminaron la construcción de la Iglesia de Santo Domingo, pudieron observar que los cimientos de la edificación estaban cediendo en el costado que daba a esta vía. Para solucionar este impase, se construyeron los contrafuertes que se pueden ver en la actualidad, por lo que la calle se hizo más estrecha y se convirtió en el Callejón de los Estribos.Placa en la pared con el nombre de Callejón de los Estribos en Cartagena

Calle Nuestra Señora del Río

Esta es una de las calles de Cartagena que alberga mitos y leyendas. Se dice que cuando el Convento de Santo Domingo fue fundado, el diablo se les aparecía todas las mañanas a los feligreses que se dirigían hacia el templo. Eran tan constantes las apariciones, que los vecinos se terminaron acostumbrando a él y ya ni siquiera lo determinaban, por lo que el diablo enfureció y decidió planear una venganza contra los fieles.

Al día siguiente el camino se encontraba lleno de enormes rocas que obstruían el paso normal hacia el templo. Ante esta extraña situación, el superior del templo decidió tomar cartas en el asunto y se acercó hasta donde estaban las piedras. Al tocarlas, exclamó con fortaleza: “Lucifer, con Dios tú no puedes”. Mientras empujaban las rocas y las quitaban del camino, una sonora carcajada se escuchó al tiempo que un fuerte olor a azufre invadió las cercanías.

Calle del Sargento Mayor

Lugar de gran importancia durante los primeros años de Cartagena. Anteriormente se le llamaba Calle de Nuestra Señora de los Reyes, en la cual vivía el sargento mayor don Juan Toribio de Herrera Leiva. En honor a él esta vía adquirió su nombre actual.

Calle de los Santos de Piedra

A pesar de que se ha intentado llamar a esta vía de distintas maneras, desde los tiempos de la colonia el pueblo siempre se ha referido a ella con el mismo nombre. En algún momento de la historia el Concejo Municipal ordenó que esta calle llevara el nombre del ilustre mártir de la independencia, coronel Pantaleón Germán Ribon. Alrededor de 1570 se le dio el nombre de Calle de La Catedral y luego se le atribuyó el de El Faro. Finalmente, desde el año 1681 hasta 1712, luego de que se ordenara la elaboración de una serie de efigies de piedra para adornar la Catedral con las formas de los santos San Pedro, San Pablo, San Gregorio y San Sebastián, la calle adoptó el nombre que aún conserva en la actualidad.Placa de la Calle de Los Santos de Piedra en Cartagena

Calle de las Carretas

Durante los tiempos de la colonia en Cartagena este lugar era conocido como la Calle de Nuestra Señora de las Carretas. Según algunos testimonios en esta vía se reunían todas las carretas que operaban en la ciudad, pero otros le atribuyen el nombre a la terminología militar, donde la palabra “carreta” significa galería. De esta manera las carretas servían para llegar a salvo hasta la muralla cuando las plazas sufrían algún tipo de ataque. Con el transcurso del tiempo la gente fue adoptando el nombre con el que actualmente se le conoce.

Calle de La Ronda

Esta calle se originó cuando el ingeniero Juan de Semovilla y Tejada arribó a Cartagena para cumplir una orden del Rey de España, en la que se solicitaba demoler el convento de los Jesuitas porque las murallas y sus baluartes eran de uso exclusivo para los militares. Sin embargo, cuando éste se percató de la imponencia arquitectónica del proyecto, decidió construir un terraplén como contrafuerte para así poder conservar el balcón más grande de América. En este espacio que separa el convento del terraplén, nació la calle en la que, por su cercanía con la Plaza de Armas y de Santa Teresa, las tropas hacían diariamente la ronda con la que custodiaban la ciudad amurallada. Desde esa época hasta nuestros días la calle ha llevado el nombre de Calle de La Ronda.Calle colonial del Centro Histórico de CartagenaHistoria, tradición oral, mitos y realidad mágica rodean estas y muchas otras calles del Centro Histórico de Cartagena en las cuales es un deleite perderse y olvidar los afanes del mundo moderno. Recuerde que lo único que se necesita para disfrutar de este paisaje viviente son las ganas y la energía para poder apreciar cada uno de sus bellos y curiosos detalles.
¿ Puedo ayudarte ?

Contactenos

Cartagena, Colombia
El Universal, calle 30 N° 17-36, Pie del Cerro
De lunes a viernes
8:00 a.m a 12: 00 p.m y 2:00 p.m a 6:00 p.m
6424646 Ext. 167
E-mail: contactenos@donde.com.co