Comparte:

El corregimiento de Cartagena que se disfruta al ritmo de Champeta

Esta canción quedó “taladrada” en mi mente el día que por recomendación de un amigo decidí visitar La Boquilla, corregimiento de la Zona Norte de Cartagena de Indias, en busca de un exquisito sancocho de pescado con leche de coco y un lugar donde escuchar música Champeta sin parar, ese ritmo cartagenero que atrae a extranjeros amantes de la música y tradiciones como yo.

A La Boquilla, llegué a las 11 de la mañana de un sábado de mayo, en un bus urbano que me transportó por $2.300 desde Cartagena, y me recibió con el ambiente alegre que esperaba encontrar. Al pedir la parada, los vibrantes sonidos vaticinaron un gran día en medio de música, comida, extensa playa, deportes náuticos, enramadas, hamacas, cervezas, embarcaciones artesanales, agua de coco, especialidades con mariscos, tour por senderos de manglares, casa museo, artesanías, y lo más importante, gente feliz en grupos numerosos, bailando y disfrutado gratos momentos en ese corredor gastronómico y turístico que se encuentra después del Aeropuerto Internacional Rafael Núñez, a 20 minutos del Centro Histórico. Boquilla Cartagena Luego de un ligero vistazo ingresé a la primera enramada que hace las veces de restaurante de comida marina e inmediatamente me dio la bienvenida un nativo, ejemplo claro de la cultura caribeña. Después de acordar los precios de los platos y bebidas, ordené una cerveza colombiana que me sirvieron bien fría, ideal para apaciguar el calor; y me senté en una confortable hamaca donde divisé el pintoresco mar que aunque no es de aguas cristalinas es el predilecto por la gran afluencia de turistas y cartageneros que se divertían en la playa o en el mar. Los más osados practicaban deportes náuticos que hacen aún más atractivo este destino turístico de Cartagena de Indias.

No lo puedo negar, en menos de una hora conté más de cinco vendedores que se me acercaron, eso sí, con mucha prudencia. Coco frio, pulseras, collares, salidas de baño, cocteles, jaibas cocidas con limón, toures, y hasta masajes me propusieron.

Los habitantes de ese pueblo de pescadores son felices, la música champeta llega a los restaurantes desde todas las direcciones. Los visitantes también llevan parlantes o usan los reproductores de sus autos, convirtiendo a La Boquilla en un solo corredor musical, en un festín donde solo hay espacio para el goce. En este balneario hay “licencia” para armar la rumba. Quien visita este corregimiento sabe que va a disfrutar, bailar y a pasarla feliz rodeado de mucha gente local. Por algo es referencia del esparcimiento dominical. Si es otra la intención, los fines de semana no son los días indicados, los lunes y martes son tranquilos.

Antes de almorzar caminé hacia la hilera de imponentes edificaciones donde emergen lujosos hoteles y apartamentos. Con Las Américas Cartagena de Indias, el Holiday Inn Cartagena Morros y el Radisson Cartagena Ocean Pavillon, la oferta hotelera cercana es amplia, para todos los gustos y presupuestos del turista. Oferta que complementa el Conrad Cartagena, también en la Zona Norte. boquilla Cartagena Como La Boquilla es el lugar ideal para disfrutar un delicioso plato típico de la región, mi anhelo se cumplió al saborear la sopa de pescado más rica que he probado en Cartagena, con el toque exquisito que le aporta la leche de coco. Seis patacones, dos postas de pargo frito y una porción de arroz con coco titoté me conquistaron por completo.

Luego del almuerzo, un merecido descanso y de un baño en ese mar que considero menos frío que el del sector turístico de Bocagrande, tomé un paseo en una canoa típica de pescadores, que me llevó a recorrer el manglar en un tour guiado por la ciénaga de la Virgen. Esta excursión - que recomiendo para los que buscan planes con sus parejas- me permitió contemplar la hermosura de la naturaleza que reposa bajo la sombra tranquila de túneles de manglares como el de la Amistad y el del Amor.

Este destino natural posee un poblamiento raizal de pescadores, la mayoría afrodescendiente, gente muy humilde, orgullosos de su raza y tradiciones. Por ello, alrededor de las cinco de la tarde observé a varios hombres preparándose para su segunda faena. La curiosidad me acercó a sus rusticas embarcaciones y me di cuenta que de ese mar salen bureles, robalos y sierras de todos los tamaños, que son comercializados en los mismos restaurantes del balneario, lo que me hizo pensar en la frescura del menú que degusté. Por lo general, dos veces al día salen a pescar alrededor de 15 lanchas con 12 personas cada una, aproximadamente. Boquilla Cartagena Otro de los planes del día fue la visita a la Casa Museo del Pescador en La Boquilla. Allí en un rancho de bahareque hay réplicas que reviven cacimbas, camas de lona, pilones, toldos, formas de pesca como el cordel, la dinamita, las nasas, el boliche, entre otros y un estratégico sistema de guía pesquera.

No podía marcharme de La Boquilla sin dar por cumplido mi deseo. Poco a poco me fui uniendo al grupo de cartageneros que departían en el mismo restaurante y me enseñaron los mejores pases de Champeta como La Camita, La Hamaca, El Choque, El Caballito, y el Golpeteo. Lo curioso de este último, además de su nombre es que se define por hacer el efecto del golpe que tiene la música. Bailé hasta más no poder. Por algo es el ritmo de moda que identifica musicalmente a Cartagena y que encanta con su movimiento a propios y foráneos como al actor estadounidense Will Smith quien se dejó cautivar por este ritmo.

Definitivamente este balneario de Cartagena de Indias lo tiene todo para pasar el fin de semana. Tú solo llega con ganas de disfrutar.

Recomendable. By: Mile

De interés:

La Boquilla está situada a 20 minutos del Centro Histórico.

A las 6:00 p.m. es el cierre de playas.

Las fiestas patronales en honor a San Juan Bautista y del Pescador Artesanal se conmemoran a finales de junio. Se constituyen en un espacio de encuentro para toda Cartagena de Indias.

Dato curioso

Cuando Cartagena estuvo completamente fortificada, tanto corsarios como piratas entraban en embarcaciones por La Boquilla, atravesaban la Ciénaga y sitiaban a la ciudad por el nororiente. Por ello, fueron construidas baterías en la entrada de las bocas que están sepultadas bajo tierra. Boquilla Cartagena
¿ Puedo ayudarte ?

Contactenos

USA/Ingles: +1-347-901-5227
Colombia/Español: +57 317 606 2441
De 08:00 AM a 05:00 PM
PBX: 57 5 6424646 Ext. 109
E-mail: donde@jetsemani.com

Registro Nacional de Turismo No. 37561.

Jetsemani Travel (Mi-Tech S.A.S.) 2017
NIT: 900445444-1
Calle Larga # 8B-65 Cartagena de Indias

El exceso de alcohol es perjudicial para la salud. Prohíbase el expendió de bebidas embriagantes a menores de edad.

En desarrollo de lo dispuesto en el artículo 17 de la Ley 679 de 2001, se advierte al turista que la explotación y el abuso sexual de menores de edad en el país son sancionados penal y administrativamente, conforme a las leyes vigentes.