Comparte:

India Catalina, la historia detrás del monumento

El monumento de la India Catalina, al igual que el personaje histórico que representa, no escapa de los mitos y de una tradición oral que con el tiempo se va deformando y pone en duda varios de los hechos que dábamos por ciertos. Hoy en día muchos cuestionan la teoría que muestra a la India como una traidora que vendió a su pueblo para beneficio de los invasores españoles, y otra que la ve como una ilustre representante de la cultura indígena, la cual evitó que las tribus de la zona fueran totalmente arrasadas por los colonizadores.

Es una figura histórica que fue rescatada del olvido y de la cual, hasta hace relativamente poco, hemos podido descubrir información verdadera. Datos sueltos de distintos momentos de su vida que, aunque no nos permiten establecer un juicio de valor sobre la motivación y consecuencias de sus acciones, sí nos permiten conocer la importancia y protagonismo que una mujer indígena alcanzó en una época donde su raza era perseguida y rechazada. India-Catalina Así como los estudios sobre su vida deben continuar, también es bueno recolectar de manera ordenada la información que rodeó la construcción de su monumento. Aunque es difícil de creer y entender, la realidad es que en la memoria fresca de la gente no hay muchas certezas sobre la motivación y los detalles que rodearon la elaboración de la estatua más fotografiada de toda Colombia. Es por eso que, para resolver los misterios que hay detrás de la construcción de esta obra, recurrimos a la descendencia del maestro Eladio Gil Zambrana (1929-2011), quienes en cabeza de su hija Ana Raquel Gil, y su esposo, Oliverio Paternina, aclararon algunos de los mitos que incluso hasta el día de hoy se mantienen sobre esta estatua monumental.

Y es que a pesar de que en el último informe de la Real Academia de la Lengua se trata la palabra “indio” de un modo despectivo y equivocado, aludiendo a alguien con un bajo nivel cultural y social, esta india, nuestra India Catalina, es motivo de gran orgullo y admiración del mundo en general hacia una cultura noble que fue prácticamente extinguida en su totalidad.

Esto fue lo que sin duda quiso inmortalizar el maestro Eladio Gil en su obra, la dignidad y fortaleza de una raza que mira hacia el futuro sin olvidar sus valiosos orígenes.India-Catalina-en-Cartagena

Origen de la idea

El monumento de la India Catalina está estrechamente ligado al Festival Internacional de Cine de Cartagena, pero a diferencia de lo que muchos piensan, la estatuilla del Festival precedió al monumento. Fueron procesos creativos distintos, cada uno valioso, pero estética y conceptualmente diferentes, más allá de representar al mismo personaje.

Es a Víctor Nieto a quien se le ocurre la idea de realizar un festival de cine para Cartagena. Posteriormente, luego de sus dos primeras ediciones, tiene la idea de que los ganadores sean premiados con un pequeño trofeo, como los usados en diferentes festivales de cine del mundo, y deseaba que éste hiciera alusión a La Heroica. En ese momento le pide a Eduardo Lemaitre, abogado e historiador cartagenero, que le ayude con la búsqueda de un “símbolo de Cartagena” que se pudiera materializar. Él le sugirió que la estatuilla tuviera la forma de la India Catalina, que en su momento era un personaje que se empezaba a disolver de la memoria colectiva de la región. El propio Víctor Nieto no recordaba quién era esta mujer, por lo que Lemaitre le tuvo que indicar que La India Catalina ya había sido plasmada antes en el escudo oficial de Cartagena. Es la mujer que está sentada en una roca, pero para la estatuilla se recreó de manera que estuviera de pie.

Esta es la secuencia de eventos que se dieron para que hoy Cartagena sea adornada con uno de los más bellos y representativos monumentos del país:

1. El Festival Internacional de Cine de Cartagena se crea en 1959 con Víctor Nieto a la cabeza.

2. En 1961, al mismo Nieto se le ocurre la idea de hacer una estatuilla con un personaje de pie, como el premio Óscar de la Academia estadounidense. Es Eduardo Lemaitre quien tiene la idea de que ese personaje sea la India Catalina.

3. La elaboración de la estatuilla con la figura de la India Catalina parada fue encomendada a Héctor Lombana, quien la elaboró con una figura muy diferente a la que se pudo ver años después en el monumento. Es una estatuilla sin rostro, regordeta y con los hombros caídos. Sus pies no están empinados y no tiene el chinchorro de plumas, sino una prenda que le cubre prácticamente todas las piernas.

4. Gracias a la aceptación que tuvo el Festival, Víctor Nieto, con ayuda del alcalde de la época, Juan Arango Álvarez y las Empresas Públicas de Cartagena, entre otras entidades, unieron esfuerzos para hacer un monumento en honor a la India Catalina.

5. En 1974 llaman al maestro Eladio Gil para que hiciera una versión a gran escala del premio del festival. El maestro les respondió que a él no le servía el modelo de Lombana y decidió hacerle los cambios que consideró necesarios. El resultado fue tan bien recibido, que posteriormente la estatuilla se moldeó en la forma del monumento. El premio que se entrega actualmente es una versión todavía más renovada y cada vez más parecida al legado del maestro Eladio Gil.La-India-Catalina

Curiosidades

1. A diferencia de las grandes obras civiles del país, al maestro Eladio Gil le asignaron una estricta fecha de entrega, por lo que tan sólo contó con tres meses para elaborar el monumento. Tuvo que trabajar día y noche para cumplir el desafío.

2. Fue el propio maestro Gil quien, para realizar tan monumental tarea, tuvo que fabricar las herramientas con las cuales se construyó la estatua de más de tres metros de altura, pues durante esa época no se conseguían en la ciudad. Igualmente, el personal que participó en el proceso tuvo que ser capacitado a la marcha.

3. El maestro Gil deseaba construir una estatua de casi seis metros, pero por las dificultades logísticas de la época se tuvo que limitar a la altura que le ofrecía el techo de su taller, que era de aproximadamente tres metros con cuarenta centímetros.

4. La joven que sirvió de modelo para realizar el torso de la obra se llama Judith Arrieta, una allegada muy cercana de la familia quien posó para el maestro con unos pequeños shorts y en todo momento estuvo acompañada de su mamá, por petición del mismo maestro. Curiosamente, Judith, al igual que la India Catalina en su niñez, actualmente vive en Santo Domingo.El rostro se hizo a partir de los estudios históricos de la época.

5. Para poder llevar a cabo esta tarea titánica, el maestro tuvo que construir la estatua en tres segmentos separados: piernas, torso y cabeza que, luego del minucioso proceso de elaboración, fueron soldadas para hacer la hermosa figura que hoy conocemos.

6. Originalmente la obra fue entregada con un bello pedestal hecho a partir de piedra coralina tallada, el cual semejaba la parte inferior de un trofeo. Lastimosamente esta base fue estropeada cuando la obra fue movida a su ubicación actual.

7. En su posición original, la India Catalina, empinada, miraba hacia su lugar de natalicio, Galerazamba. En su base está fijo un péndulo que le da la fortaleza para soportar vibraciones fuertes.

8. Cuando la construcción de la India Catalina concluyó, excediendo todas las expectativas, una odisea comenzó para llevar a cabo su traslado. Paredes y puertas tuvieron que ser tumbadas para poder sacar este monumento que fue conducido a través de las calles sin pavimentar de la época.Monumento-India-Catalina Si aún no ha visitado este monumento ¿qué espera para hacerlo? Cualquier momento es bueno para pasar y tomar fotos de uno de los iconos, no sólo de Cartagena, sino de Colombia entera. Si ya lo conoce, no hay un límite de veces para disfrutar de esta magnífica obra de arte, patrimonio cultural de La Heroica.

Disfrutemos, tanto como podamos, este regalo del maestro Eladio Gil Zambrana, Hijo Honorífico de la ciudad. Un monumento que sigue mostrando al mundo una India altiva, orgullosa, curiosa, imponente y sin desparpajos, así como la ciudad donde por siempre morará.
¿ Puedo ayudarte ?

Contactenos

Cartagena, Colombia
El Universal, calle 30 N° 17-36, Pie del Cerro
De lunes a viernes
8:00 a.m a 12: 00 p.m y 2:00 p.m a 6:00 p.m
6424646 Ext. 167
E-mail: contactenos@donde.com.co